AVISO EN LA WEB NOTICIAS

Maderera Higüey

Maderera Abritech

Seguros Llavallol

Lo de Juan Eventos

El Granero

El Granero

Terminá el Secundario

11.27.2015

LOMAS DE ZAMORA : EL OBISPADO REPUDIA LA APERTURA DEL BINGO LA NORIA

“El juego desune y destruye familias, quiebra la autoestima, enferma y esclaviza”, aseguraron desde la Diócesis de Lomas de Zamora.

Se trata de la inminente inauguración del Bingo Codere de Puente la Noria, al cual se trasladarán las máquinas y juegos del que está ubicado en el shopping del supermercado Coto, de Temperley. En el Concejo Deliberante local ya habían advertido sobre el asunto y ahora los Obispos que comandan la Diócesis también salieron al cruce.

A través de un comunicado firmado por el Obispo titular de la Diócesis de Lomas de Zamora, Jorge Lugones, y de los Obispos auxiliares Jorge Vázquez y Jorge Torres Carbonell, la Iglesia expresó que “se opone enérgicamente” al funcionamiento del negocio. “Los Obispos que compartimos el caminar de este pueblo, haciendo nuestras sus esperanzas, sus luchas, sus alegrías, sus dolores, especialmente las de los más pobres, queremos levantar nuestra voz sabiendo que expresamos el sentir de muchos”, indica la misiva.

“Es la posición de la Iglesia”. En diálogo con Info Región, desde la Diócesis afirmaron que el Obispo Lugones “recorre mucho” la Vicaria de la Rivera -una de las cuatro jurisdicciones de la Diócesis, donde está emplazado el edificio- y “escuchó” el reclamo de sacerdotes de las parroquias de la zona, quienes le manifestaron su pesar por la existencia de un local que “estimula la adicción al juego en un lugar donde habitan personas con bajo poder adquisitivo”.

“Todos sabemos de las consecuencias terribles de una adicción como la del juego. Permitirla y favorecerla es criminal, un crimen contra los más pobres, ya que si hay un lugar donde circulan miles, es en esa zona de nuestra periferia”, advirtieron.

El juego como un obstáculo para erradicar la pobreza. El titular del área de prensa de la Diócesis, Guillermo Galeano, subrayó que la apertura del bingo “acarreará peligros” para la comunidad. “Se viene hablando desde hace tiempo con las autoridades municipales. La adicción al juego destruye familias”, aseveró. Por último, aclaró que no realizarán ningún tipo de reclamo formal, ya que la intención del comunicado radica en “alzar la voz para mostrar” su “posición al respecto”.

Según el escrito que hicieron público, las “ofertas” de juego son, para el Obispado, “un enorme obstáculo social, político, moral y cultural para erradicar la pobreza, para promover el desarrollo integral de todos y para la valoración del trabajo como fruto del esfuerzo cotidiano”. “Tengamos en cuenta que las personas adictas, en este caso las que padecen el mal de la ludopatía, son personas débiles, que terminan siendo despojadas por quienes sin ningún escrúpulo amasan fortunas”, aconsejaron.
Publicar un comentario